Argumentos para no dejarse engañar en el debate sobre el cambio climático

Noticias

(Expansión).- El debate sobre el cambio climático parece sustentarse sobre verdades incontestables.

Lo cierto, sin embargo, es que el clima es una realidad compleja que todavía nos escapa. El actual estado de alarmismo debería ser sustituido por unas discusiones más pausadas sobre lo que la Humanidad debe y no de debe hacer en el actual escenario.

El vicepresidente Al Gore acaba de recibir el Premio Nobel de la Paz y tal galardón parece haber elevado el cambio climático a la categoría de dogma infalible. Mala cosa para los que dudan que la mano del hombre está recalentando el planeta o quieren reconducir el debate por otros derroteros, sin alarmismos intelectuales. Si algo hay seguro en la polémica sobre el calentamiento del planeta es que nada hay seguro. Casi todo es incierto. Ni hay consenso sobre el rumbo que está tomando la temperatura, ni se sabe valorar impacto de las actividades humanas sobre la atmósfera.

En adelante, se exponen algunos argumentos para hablar con propiedad sobre esta polémica y no dejarse llevar por la histeria de la nueva 'religión' ecologista.

Exceso de calor

¿Nunca hasta ahora había hecho tanto calor?

El clima siempre está enfriándose o calentándose, pues obedece a un multitud de factores naturales. Y en los últimos años, la duda, es la dirección que está tomando. Las temperaturas actuales son cálidas si se comparan con las de la década de los 70 o con las de la Pequeña Edad Media, que va desde el año 1.200 a.C. hasta finales del siglo XIX. Pero si tomamos como referencia los años 30 del último siglo, la imagen es mucho menos aterradora. De hecho, la NASA acaba de demostrar que el año más caluroso en el siglo XX en EEUU fue 1934 y no 1998, como se sostenía hasta ahora.

Validez científica

¿Lo que opina el Panel de Expertos sobre el Cambio Climático (PECC) es la única verdad científica?

"Tenemos un convencimiento del 90% de que la mayor parte del calentamiento está causado por la acción humana". Las aseveraciones científicas, como se demuestra en los distintos informes publicados por la ONU, tienden a variar con el tiempo. Por ejemplo, en los noventa se afirmaba que la subida del mar sería de un metro; en 2001, que aumentaría en 49 cm y ahora se dice que lo hará en 34 cm. Para averiguar qué parte del cambio climático se debe al calentamiento natural del planeta y qué parte a la emisión de efectos invernaderos, los climatólogos utilizan complejos modelos matemáticos. Éstos son considerados inmaduros y algunos climatólogos dicen que no hay modelo capaz de captar la complejidad del clima. Además, las previsiones sólo pueden ser realistas sin los escenarios son realistas. Nadie sabe, sin embargo, cómo evolucionarán la economía y la sociedad mundial en las próximas décadas.

Gore y su película

¿Es el documental de Al Gore, 'Una Verdad Incómoda', la información más objetiva sobre el clima?

El juez británico Michael Burton ha echado recientemente un rapapolvo al político demócrata por incluir en su película nueve afirmaciones alarmistas que se contradicen o no están científicamente comprobadas. Así considera exagerado decir que el nivel de mar subirá más de nueve metros debido al deshielo en el futuro inmediato. Dice que tal cosa podría ocurrir dentro de miles de años. También asegura que no hay una correlación exacta entre la temperatura y los niveles de CO2. Los científicos no tienen la certeza de que ambos factores hayan evolucionado paralelamente en los últimos 650.000 años. Igualmente, no está probado que la desaparición de la nieve del Klimanjaro se deba a los efectos de la acción del hombre. El juez desmonta también las afirmaciones que intentan vincular el huracán Katrina, los problemas de supervivencia de los osos polares, o las corrientes del Golfo con las emisiones de CO2 de la actual sociedad industrial.

Prioridad mundial

¿Es realmente el cambio climático la prioridad más inmediata en la escena internacional?

Al Gore dice que combatir el cambio climático es una cuestión política sino moral. Pero muchos expertos aseguran que en la práctica hay problemas globales más perentorios, sobre todos los relacionados con el tercer mundo. Un grupo de expertos en Dinamarca, llamado Consenso de Copenhague y en el que han participado varios premios Nobel, ha jerarquizado los grandes prioridades. Según éstos, las más inmediatas son el sida, la malaria, la pobreza, la malnutrición, las barreras arancelarias en los países ricos que impiden a las economías pobres comerciar, el acceso a agua potable y la educación. Por eso, los climatólogos más escépticos que no creen en la relación directa entre aumento de temperatura y mano del hombre, y que dudan que el Protocolo de Kioto sea realmente eficaz dicen que lo mejor que puede hacer la comunidad internacional es fortalecer las economías más pobres, que son las que más sufren las crisis. Es decir, lo mejor sería mejorar el bienestar de los más necesitados, pues las sociedades más ricas son las se adaptan más fácilmente a los cambios de temperatura.

Tormentas

¿Son más frecuentes hoy las tormentas y los huracanes que en el pasado?

El juez británico Michael Burton ha concluido que no hay suficientes pruebas de que la intensidad del huracán Katrina sea una consecuencia directa del cambio climático. De hecho, la afirmación de que el recalentamiento del planeta es sinónimo de más y más fuertes tormentas no es ni siquiera apoyada por el Panel del Cambio Climático. Las tormentas son de naturaleza cíclica y ni son ni más intensas, ni más débiles que en el pasado. Los científicos de la ONU dicen que los datos actuales no permiten ver tendencias a largo plazo ni relacionarlas con las emisiones de gases de efecto invernadero.

Glaciares

¿Se están derritiendo los glaciares?

Cuando los episodios de frío llegan a su fin, se produce el deshielo. Sin embargo, la retirada de los glaciares está siendo más selectiva de lo que se dice. Es cierto que la masa de hielo del Ártico ha menguado durante el último siglo un deshielo que en realidad ya se inició a principios del siglo XIX, mucho antes de las emisiones masivas de CO2 de la sociedad industrial pero no ocurre lo mismo con la Antártida. El panel de científicos de la ONU dice que allí no sólo no han subido sino que han bajado. Otro ejemplo: las cumbre nevadas del Kilimanjaro están retirándose, pese a las variadas décadas de enfriamiento que vive Kenya y ello se debe a la utilización de la tierra que se hace ahora en la zona y a cambios en la humedad en la atmósfera.

Cambios del clima

¿Era más estable el clima hasta que el hombre puso en marcha las actividades industriales?

El clima es un sistema muy complejo que evoluciona en función de factores muy variados. El hombre moderno apareció hace cerca de tres millones de años. Desde hace unos dos millones, la tierra ha experimentado periodos glaciares donde gran parte de Norteamérica, Sudamérica y Europa quedaron cubiertas bajo gruesas capas de hielo durante muchos años. Luego rápidamente los hielos desaparecieron y dieron lugar a un período interglaciar en el cual vivimos hoy. El proceso tiende a repetirse cada cien mil años. La última época glaciar acabó hace aproximadamente quince mil años y llevó a un cambio fundamental en los hábitos del hombre con el descubrimiento de la agricultura y de la ganadería. La mejora generalizada de las condiciones térmicas dio lugar al paso del Paleolítico al Neolítico hace unos cinco mil años. El siglo XIV ha sido uno de los más calurosos de los últimos siglos.

Protocolo Kioto

¿Son realmente eficaces los protocolos similares al de Kioto?

Muchos expertos y climatólogos lo ponen en duda. Primero consideran su impacto limitado, casi insignificante. El economista Xavier Sala-i-Martín dice que si no hacemos nada, el aumento de temperaturas será de 2,8 grados en cien años. Y si se aplica el Protocolo de Kioto la temperatura aumentará en 2,8 grados en 106 años. Por eso, se pregunta retóricamente: ¿vale la pena sacrificar el uno por ciento del PIB 500.000 millones de euros cada año durante cien años para posponer el calentamiento en sólo seis años?".

Impacto humano

¿Hasta qué punto es el hombre el responsable del cambio climático?

Seguramente, su impacto es muy limitado, dice Christopher Horner, miembro del Competitive Enterprise Institute. Influyen muchos factores en el clima, sobre todo la volatilidad solar. "Los gases de efecto invernadero, dice el experto, han estado siempre presentes en nuestra atmósfera, a veces en cantidades mucho mayores que las actuales". De modo que todos los factores que influyen en el recalentamiento de la tierra, los gases de efecto invernadero son sólo una diminuta fracción de un único factor.

NEWSLETTER Y ALERTAS

Configura las newsletters y alertas a las que quieres suscribirte.

Revisa tu dirección de correo electrónico.

Newsletters y alertas

¡Gracias por suscribirte!

Te acabamos de enviar un email para que confirmes tu suscripción.

DESCÁRGATE NUESTRA APP

La aplicación de Ferrovial proporciona acceso inmediato a toda la actualidad de la compañía: contenidos informativos, ofertas de trabajo y la información básica para el inversor.