Antenas para móviles de diseño y ecológicas

Noticias

(Cinco Días).- El pasado mes de mayo, durante la clausura de unas jornadas organizadas por la APD (Asociación para el Progreso de la Dirección) y la patronal Aetic (Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de Información y Telecomunicaciones de España) sobre tecnologías de la información y comunicación, el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Joan Clos, criticó duramente a las operadoras por la 'fealdad estética' de las antenas para móviles. Clos justificó su opinión con la idea de que 'el paisaje público es tan importante como el diseño de los móviles'.

Las empresas ya eran conscientes de este hecho y han apostado por una nueva generación de antenas donde prima el diseño, el componente tecnológico y el respeto por el medio ambiente. Ericsson, Siemens o Alcatel-Lucent son algunas de estas compañías cuyas antenas mejorarán el perfil de las ciudades y pueblos en los próximos años.

Ericsson presentó la semana pasada en Suecia el prototipo de un nuevo tipo de estación base para las antenas que cuenta con el diseño de un famoso arquitecto escandinavo, Tomas Sandell, que ha colaborado con clientes como Electrolux o Ikea.

Esta estación base, bautizada con el nombre de Torre Tubo, permite que se pueda colorear y revestir con la marca y el logo corporativo de cada operador. Además de esta personalización en el diseño, los emplazamientos en los que van encapsulados los equipos de telecomunicaciones son de unas dimensiones más reducidas que los actuales, en concreto, de cinco metros de diámetro y de 40 de alto. En total, ocupan entre un 60% y un 75% menos de terreno que una antena tradicional. Esto permite, como uno de los efectos más claros, que sea más fácil buscar un lugar adecuado para su instalación.

Asimismo, al situarse las estaciones base de radio en lo alto de la torre, por un lado, se recorta la distancia entre la estación y la antena, lo que proporciona una mejora de la capacidad y da una mayor cobertura para redes de móvil. Por otro, este diseño hace que no sea necesario activar la función extra de refrigeración (al estar en lo alto). De esta forma, permite reducir en más de un 40% el consumo de energía.

Por lo que respecta al medio ambiente, Ericsson ha sustituido el acero, material tradicional con el que se fabrican los emplazamientos de las antenas tradicionales, por el cemento, 'un material menos contaminante y reciclable, que produce un 30% menos de emisiones de CO2 en lo concerniente a la producción y el transporte del material para su construcción', afirman desde la compañía. Para este primer prototipo, Ericsson ha invertido un año y prevé comercializarlo a mediados del próximo 2008.

Otros fabricantes también han tomado conciencia del desafío medioambiental y han adaptado sus antenas a los nuevos retos. Siemens ya fabrica antenas con un menor tamaño que las tradicionales y con una forma cilíndrica que se adapta al mástil abatible. Para poder conseguir este resultado, que va aparejado con una eliminación del impacto visual, la empresa ha utilizado la tecnología fractal. Por su parte, Alcatel-Lucent despliega en los tejados de los edificios unos equipos de antenas que también buscan minimizar el impacto visual con un diseño donde se priman las líneas esbeltas.

Pero hay que matizar que toda esta preocupación ecológica no tiene ningún tipo de conexión con el efecto sobre la salud de la emisión de radiaciones que tanta polémica ha causado en los últimos años.

NEWSLETTER Y ALERTAS

Configura las newsletters y alertas a las que quieres suscribirte.

Revisa tu dirección de correo electrónico.

Newsletters y alertas

¡Gracias por suscribirte!

Te acabamos de enviar un email para que confirmes tu suscripción.

DESCÁRGATE NUESTRA APP

La aplicación de Ferrovial proporciona acceso inmediato a toda la actualidad de la compañía: contenidos informativos, ofertas de trabajo y la información básica para el inversor.