El destierro verde de los coches más contaminantes en Alemania

Noticias

Madrid, 3 enero (
Expansión).- Desde el 1 de enero, Berlín, Colonia y Hannover han prohibido la entrada a los centros urbanos a los vehículos sin catalizador. La medida supone el destierro de 1.700.000 vehículos con altas tasas de emisión de óxidos de nitrógeno.



En 2008, quince metrópolis alemanas dejarán de tener consideración con los coches que contaminan. Colonia, Hannover y Berlín se han convertido en ciudades verdes desde el primero de enero y han expulsado de sus zonas céntricas a los vehículos que contaminan. Stuttgart y Munich se unirán a lo largo del ejercicio. Se estima que en toda Alemania la medida afectará a 1,7 millones de coches sucios matriculados en el país. Los extranjeros tendrán también que cumplir la normativa.



Con la medida, las autoridades quieren proteger a los ciudadanos de las peligrosas emisiones de partículas, sobre todo los óxidos de nitrógeno (Nox), sospechosas de causar cáncer y enfermedades pulmonares. El objetivo es no sobrepasar el límite marcado por la UE: 50 miligramos de partículas en suspensión por metro cúbico de aire.




Distintivos



En la capital alemana, el gobierno de coalición socialdemócrata y neocomunista ha declarado zona medioambiental 88 kilómetros cuadrados de la zona más céntrica y populosa. Será el área de tráfico de contaminación limitada más grande de Europa, pues en ella vive casi un millon de habitantes.



Sólo podrán circular libremente los coches y camiones que obtengan un distintivo rojo, amarillo o verde, dependiendo de las emisiones que emitan y según el modelo y año de fabricación del vehículo. Algunos podrán mejorar su calificación y obtener una de las tarjetas incorporando catalizadores o filtros reglamentarios.



La etiqueta roja la menos ambiciosa será para los vehículos que cumplan la normativa Euro 2 y tendrán que revisarla en un año, la amarilla para la Euro 3 y la verde para la Euro 4. "Por lo general cumplen las condiciones de las citadas tarjetas los automóviles de gasolina construidos a partir de 1995 y los de diesel a partir de 2000, a no ser que lleven incorporados de fábrica o se les haya colocado después un filtro de partículas", señalan en una de las informaciones distribuídas por los talleres oficiales con servicios TÜV (inspecciones técnicas). Para aquellos vehículos sin catalizador o para los camiones viejos no habrá perdón.



El Gobierno de Berlín calcula que la medida dejará fuera aproximadamente a unos 100.000 vehículos (el 7% de los coches matriculados en la ciudad). Los coches y camiones extranjeros deberán igualmente probar que no emiten emisiones contaminantes.



Las nuevas normas medioambientales no se quedarán ahí. Cada año irán endureciéndose y en 2010 todos los vehículos deberán poseer el distintivo verde, es decir, deberán probar que están libres de emisiones contaminantes y partículas nocivas. Pero las ciudades, al menos Berlín, ya han advertido que al menos durante el primer mes harán la vista gorda y la policía se limitará a advertir a los conductores de su obligación.




Más ciudades



A lo largo de 2008 se irán incorporando a la liga verde otras ciudades, como Ludwigsburg, Mannheim, Stuttgart (desde el 1 de marzo), Bochum (el 1 de julio), Múnich (en octubre), Augsburgo, Dortmund, Düsseldorf, Essen, Reutlingen y Tübingen. Otras cinco ciudades han anunciado sus planes, sin fijar todavía un calendario concreto.



Quien circule por la zona verde sin la correspondiente pegatina recibirá una amonestación verbal de la policía y sus datos quedarán registrados. A partir del 1 de abril, el infractor será multado con 40 euros y castigado con un punto en su carné. Sólo habrá excepciones para los vehículos de la policía y bomberos, para los camiones de la basura, los militares en servicio y para los discapacitados.




En España podría afectar a 4 millones de vehículos



Implantar un sistema similar al alemán en España sería, con toda probabilidad, mucho más problemático que en Alemania. Aunque el parque automovilístico español es inferior al alemán, su renovación también ha sido menor, a pesar de los esfuerzos de planes como 'Renove' o 'Prever'. Sin embargo, la idea de vetar la entrada en las grandes ciudades a los vehículos más contaminantes no sería nueva. El equipo gubernamental de Alberto Ruiz-Gallardón ya expuso un plan similar, a principios de 2006, para el centro de Madrid.



La medida estaba prevista en la Estrategia Local para la Calidad del Aire de la Ciudad de Madrid 2006-2010, y se iba a empezar a aplicar este mismo año. Las primeras restricciones hubieran afectado a las calles más céntricas de Madrid, en principio el área comprendida entre los paseos de Recoletos y Prado, las rondas, las calles de Bailén y Ferraz, el paseo del Pintor Rosales, Marqués de Urquijo, Alberto Aguilera y Génova.



La zona, según el Ayuntamiento, se ampliaría más adelante hasta incluir todo el barrio de Argüelles, Chamberí, Retiro y el barrio de Salamanca, e incluso se estudiaría afectar todo el área rodeada por la M-30 en una tercera fase, si no se consiguiera reducir la contaminación. Con estas medidas, el Consistorio pretendía una reducción de las emisiones de óxidos de nitrógeno de cerca de 4.000 toneladas en 2010, es decir, un 13% respecto a los niveles de 2006. Finalmente, el plan no prosperó y no se ha implantado.



Según los datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), si se aplicase un plan similar al alemán en España, éste podría afectar a casi cuatro millones de vehículos, ya que el parque automovilístico español cuenta en la actualidad con 4.100.000 vehículos con una antigüedad superior a los quince años. Antes de esta fecha, apenas se producían coches con catalizadores o filtros para estas emisiones contaminantes.



Mario Arnaldo, presidente de Automovilistas Europeos Asociados, se opone radicalmente a este tipo de medidas, "que podrían rozar la ilegalidad. Si un vehículo está autorizado para circular, debe estarlo en todo el territorio nacional", afirma. "Estos planes son discriminatorios e inútiles. Si se pretende disminuir el número de coches contaminantes, hay que rejuvenecer el parque por la vía del estímulo al usuario, no de la penalización". Estas críticas de Arnaldo coinciden con la desaparición del plan "Prever", la medida que mejores resultados ha dado en la renovación del parque español.

NEWSLETTER Y ALERTAS

Configura las newsletters y alertas a las que quieres suscribirte.

Revisa tu dirección de correo electrónico.

Newsletters y alertas

¡Gracias por suscribirte!

Te acabamos de enviar un email para que confirmes tu suscripción.

DESCÁRGATE NUESTRA APP

La aplicación de Ferrovial proporciona acceso inmediato a toda la actualidad de la compañía: contenidos informativos, ofertas de trabajo y la información básica para el inversor.