El sector químico lidera las inversiones en I+D+i y Protección de Medio Ambiente en nuestro país

Noticias

(feique.org).- FEIQUE, Federación Empresarial de la Industria Química Española, publica el primer Informe de Sostenibilidad del Sector Químico, en el que muestra los esfuerzos y los logros del sector en favor del desarrollo sostenible. El informe, realizado en colaboración con la Fundación Entorno-BCSD España y el Foro Permanente Química y Sociedad, pretende hacerse eco de la contribución del sector químico al desarrollo económico, a la protección del medio ambiente y a la mejora de la calidad de vida y el bienestar social, así como de las perspectivas de futuro dentro del marco de la sostenibilidad.

Esta publicación se enmarca dentro de las actividades que desarrolla el Observatorio Industrial del Sector Químico del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

Generación de riqueza y empleo


El informe destaca que el sector químico español, conformado por 3.700 empresas y con un volumen de negocio que en 2007 se situará en los 50.000 millones de euros, genera el 10% del Producto Industrial Bruto Español, y más de 500.000 empleos directos e indirectos.

Asimismo, más del 87% de los puestos de trabajo directos que ofrece el sector son de carácter indefinido, frente al 75% de la media industrial, 66% de la media nacional, el 56% del turismo o el 44% de la construcción, lo que denota su contribución a la estabilidad laboral nacional con independencia de los ciclos económicos u otros parámetros de carácter estacional.

El informe también señala el esfuerzo de internacionalización acometido por las empresas del sector químico, que ya dedican a mercados exteriores más del 50% de la producción, situándose además como el segundo mayor exportador de la economía española 20.000 millones de euros anuales- tras la industria de la automoción.

Mejora de la calidad de vida: revolucionando nuestra manera de vivir


La química ha supuesto también una revolución en nuestra manera de vivir.

En el ámbito de la salud, la industria química desarrolla y fabrica los medicamentos, antibióticos y vacunas que no sólo nos permiten elevar nuestra esperanza de vida que hoy duplica a la registrada a principios de siglo XX- sino que también nos permiten vivir en mejores condiciones hasta edades avanzadas. El instituto de la Salud de Munich ha calculado que hoy, 20 años de nuestras vidas se los debemos exclusivamente a los avances de esta industria en el campo de la farmaquímica.

En el campo de la higiene, esta industria fabrica, por ejemplo, el cloro que potabiliza el 98% del agua que consumimos, así como los detergentes y los productos de limpieza e higiene personal. La influencia de todos ellos ha permitido reducir drásticamente numerosas patologías. Así, si a finales del siglo XIX, una de cada 90 personas fallecía a causa de las enfermedades originadas por gérmenes y agentes infecciosos, hoy, esta cifra se ha reducido a 1 de cada 13.000 personas.

Por otra parte, en el ámbito de la alimentación, la química ha desarrollado fertilizantes y productos que protegen los cultivos, los cuales permiten multiplicar hasta por diez veces el rendimiento de las cosechas. La intervención de la química también es esencial para proteger la salud del ganado, fabricar aditivos para garantizar las condiciones de los alimentos, y generar las redes de frío que los conservan.

Compromiso con la protección del medio ambiente


El sector químico es hoy el que mayores recursos dedica a la protección de medio ambiente en España, acumulando la quinta parte de las inversiones y gastos empresariales. En este sentido, el informe Entorno 2006 de la Fundación Entorno-BCSD España muestra la alta sensibilización de la actividad de este sector industrial respecto a los posibles impactos ambientales derivados del consumo de recursos, la generación de residuos y la contaminación de suelos.

En cuanto a las herramientas ambientales, el Informe Entorno 2006 apunta a la identificación y valoración de riesgos, seguida de planes de minimización e implantación de sistemas de gestión ambiental como las más ampliamente desarrolladas por las empresas del sector químico español.

Entre sus logros, destaca el hecho de que hoy sea el único sector que ha reducido sus emisiones de gases de efecto invernadero desde 1990, a pesar de haber duplicado su producción en el mismo periodo, y contrastando ampliamente con el incremento generalizado registrado en nuestro país. Además, las previsiones señalan que en 2012, último año de aplicación del Protocolo de Kyoto, la reducción habrá alcanzado el 25%, esencialmente gracias a las mejoras en tecnologías y procesos.

La industria química es también el único sector que dispone de una iniciativa global, reconocida por Naciones Unidas, para la mejora continua del medio ambiente, la seguridad y la salud en sus instalaciones. Este programa que la industria química aplica en 52 países, recibe en España el nombre de Compromiso de Progreso, y está implantada en dos terceras partes de la producción química española. El desarrollo de este Programa, iniciado en 1993, ha permitido reducir el 84% de los vertidos y el 54% de las emisiones por cada unidad producida.

Algunos escenarios futuros


La publicación concluye analizando los grandes retos a medio plazo a los que el sector debe enfrentarse para garantizar su actividad sostenible y contribuir a la mejora económica, ambiental y social del planeta. La herramienta esencial del sector para afrontar estos retos de futuro es la I+D+i, ámbito en el que la industria química lidera la inversión nacional, aglutinado la cuarta parte de todas las que ejecutan las empresas españolas, siendo asimismo el sector que mayores investigadores y científicos presenta entre sus empleados. Respecto al medio ambiente, la química sostenible avanzará en el diseño de productos y procesos para reducir y eliminar el uso y generación de sustancias peligrosas, y afrontará la revolución progresiva de los procesos de producción para conseguir que los residuos sean inocuos y tiendan a cero. Uno de los campos más destacados será la biorremediación, basada en la habilidad de algunos microorganismos para degradar sustancias con ayuda de la química.

En cuanto a los nuevos materiales destacan los composites, compuestos que han conseguido abaratar costes y reducir el consumo de recursos, mejorar la conductividad térmica y eléctrica y combinar el menor peso con la mayor resistencia. Por otra parte la nanoquímica permitirá controlar el tamaño y la forma de una gran variedad de materiales a escala molecular, lo que representará una herramienta de valor incalculable.

En el campo de la energía se impulsarán los materiales y métodos ultra-eficientes para aprovechar, almacenar y transportar las energías renovables y alternativas como la solar, la de hidrógeno o la biomasa. Los ejemplos más representativos serán las pilas de combustible, las baterías de alta densidad, bajo costo y rápidamente recargables, y los materiales superconductores para la distribución eléctrica a larga distancia. Asimismo, la química será indispensable para concentrar y facilitar el almacenamiento de residuos radiactivos con los máximos niveles de seguridad.

Respecto a la salud y la calidad de vida, los avances químicos serán esenciales para la prevención, diagnóstico y tratamiento de enfermedades, y se conocerán las bases químicas responsables del envejecimiento o de activar la memoria, por ejemplo. Se podrá intervenir a nivel molecular y aplicar terapias selectivas en función de nuestro mapa genético, y se desarrollarán sistemas endocrinológicos artificiales capaces realizar análisis en tiempo real y liberar los agentes terapéuticos precisos.

NEWSLETTER Y ALERTAS

Configura las newsletters y alertas a las que quieres suscribirte.

Revisa tu dirección de correo electrónico.

Newsletters y alertas

¡Gracias por suscribirte!

Te acabamos de enviar un email para que confirmes tu suscripción.

DESCÁRGATE NUESTRA APP

La aplicación de Ferrovial proporciona acceso inmediato a toda la actualidad de la compañía: contenidos informativos, ofertas de trabajo y la información básica para el inversor.