España encara Kioto cuando ha superado ya en un 34% su límite de emisiones

Noticias

(Abc).- «Todas las magnitudes energéticas están creciendo por debajo del PIB», explica a ABC Arturo Gonzalo Aizpiri, secretario general para la Contaminación y el Cambio Climático. Aunque desde el Ministerio de Medio Ambiente insisten en que no se puede hacer un cálculo fiable de lo que deparará este año 2007 en cuanto a emisiones contaminantes, se muestran optimistas por el resultado que arrojan algunos sectores.

Así, según Aizpiri, sí puede apuntarse una estabilización, que «supone la consolidación de la tendencia iniciada en 2006». Ese año, se produjo una reducción de un 4% en las emisiones de CO2 con respecto al año anterior. Sin embargo, Joaquín Nieto, secretario confederal de Medio Ambiente de Comisiones Obreras, organización que cada año realiza un inventario de emisiones muy riguroso, que posteriormente confirman los datos oficiales de Medio Ambiente, asegura que consolidar la tendencia no significa volver a reducir, en el mejor de los casos el descenso sería muy ligero, sino quedarse más o menos igual. Nieto no se muestra tan optimista por cuanto que «el encarecimiento del gas está haciendo que las empresas tiren del carbón». «Sólo sería posible un descenso de las emisiones si se produjera una reducción drástica del uso del carbón», si bien reconoce que el hecho de que entremos en el periodo de más frío no va a ayudar a lograr ese objetivo.

Los datos preliminares desagregados tampoco apuntan en esa dirección. Así, en el primer semestre del año el consumo de energía final creció un 3%; el de energía primaria un 0,3%; el de carbón un 5,1%; el de petróleo ha subido un 1,3% y el de gas natural ha bajado un 2,7% -baja un 4,7% en los usos eléctricos y sube un 1,2% en los usos no eléctricos (industrias, calefacción, etc.)-.

A 15 de noviembre el consumo eléctrico en la España peninsular ha aumentado un 2,3%, siendo las fuentes la energía hidroeléctrica, que ha aumentado un 28%, y las de régimen especial, sobre todo la eólica, que han crecido un 12%. En el lado opuesto de la balanza, ha habido una disminución muy significativa (7,9%) de la energía nuclear, porque se han producido más paradas obligatorias (por cambio de combustible) y más paradas no programadas (por incidentes).

Planes de movilidad


Otro parámetro a tener en cuenta es que el transporte crece menos que la economía, apunta Aizpiri. Joaquín Nieto, por su parte, asegura que si no se ponen ya en marcha las políticas de movilidad será imposible cumplir con Kioto. Por eso, y consciente de que la legislatura toca a su fin, reclama al nuevo Gobierno que salga de las urnas que lo primero que haga sea poner en marcha la Estrategia de Cambio Climático.

Así las cosas, España sigue siendo el segundo país, tras Turquía, que más ha aumentado sus emisiones desde 1990 (año considerado base para los objetivos del protocolo de Kioto), en concreto un 53,3%. Son los últimos datos, referidos a 2005, de los que dispone la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático. Si tenemos en cuenta el informe de 2006 del Ministerio de Medio Ambiente y la previsión más optimista de quedarnos como estamos para 2007, España entraría en la cuenta atrás de Kioto (el próximo 1 de enero empieza a contar el quinquenio en el que deben hacerse efectivas las reducciones de emisiones) con un aumento de las mismas de un 49% sobre 1990, lo que aleja a nuestro país un 34% de nuestro objetivo, que nos permitía incrementar las emisiones en un 15% para 2008-2012.

Por eso España intentará en la Cumbre del Clima de Bali, que empieza el próximo día 4, convencer a sus socios europeos de que es necesario fijar nuevos objetivos atendiendo a criterios per cápita y de PIB. Si no, las cuentas no salen.

NEWSLETTER Y ALERTAS

Configura las newsletters y alertas a las que quieres suscribirte.

Revisa tu dirección de correo electrónico.

Newsletters y alertas

¡Gracias por suscribirte!

Te acabamos de enviar un email para que confirmes tu suscripción.

DESCÁRGATE NUESTRA APP

La aplicación de Ferrovial proporciona acceso inmediato a toda la actualidad de la compañía: contenidos informativos, ofertas de trabajo y la información básica para el inversor.