Grupo Ferrovial culmina el proceso de integración de sus actividades de construcción en Ferrovial Agromán

Noticias

La CNMV verifica el folleto de la nueva Ferrovial Agromán



Ferrovial Agromán ha dado el paso definitivo en su proceso de integración, después de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) haya verificado y aprobado la operación de escisión parcial e integración en Agromán de la actividad de construcción de Ferrovial. De esta forma, Ferrovial Agromán se configura en cabecera única de la división de construcción de Grupo Ferrovial. La integración, sin embargo, es efectiva con carácter retroactivo desde el pasado 1 de enero y ya ha convertido a Ferrovial Agromán en la primera constructora española, que junto con sus filiales obtuvo una facturación proforma en la actividad de construcción de 358.000 millones de pesetas en 1998.


Operación de integración


Para materializar el proceso de escisión, y como contrapartida a los activos y pasivos escindidos de Ferrovial, Agromán ha llevado a cabo una ampliación de capital por valor de 16.125.433.000 pesetas (96.915.804,21 euros), mediante la emisión de 161.254.330 nuevas acciones, con un valor nominal de 100 pesetas cada una, y una prima de emisión de 5.505.812.074 pesetas. Las nuevas acciones serán entregadas a Grupo Ferrovial, que pasará a poseer el 93,55% de la nueva Ferrovial Agromán.


Ferrovial Agromán continúa cotizando en Bolsa, bajo la denominación AGR. Tras la ampliación de capital, el número de acciones que cotizarán será de 238.042.106, que representarían una capitalización bursátil, al precio actual de 8,17 euros, aproximadamente de 320.000 millones de pesetas. Por su parte, Grupo Ferrovial, que además de en construcción opera en las áreas de concesiones de infraestructuras, promoción inmobiliaria, servicios y telecomunicaciones, cotiza en el mercado de valores desde el pasado 5 de mayo.




Fusión rápida y eficiente


La integración -comenta Santiago Bergareche, Consejero Delegado de Grupo Ferrovial- ha configurado una nueva sociedad con una mayor dimensión, por volumen de sus fondos propios, ingresos, cartera y cifra de beneficios, que sitúan a Ferrovial Agromán en la primera posición de las empresas constructoras nacionales.


Tras esta operación, los fondos propios de la nueva Ferrovial Agromán se verán incrementados hasta un total de 31.810 millones de pesetas; la facturación en el área de construcción asciende a 358.000 millones de pesetas, en 1998, y la cartera, a junio de 1999, supera los 655.000 millones de pesetas.


La unificación de ambas estructuras -apunta Joaquín Ayuso, Consejero Delegado de Ferrovial Agromán- se está materializando en un proceso de fusión rápido y eficiente, en el que ya se han cumplido más del 80% de los objetivos finales, con lo que el proceso quedará prácticamente cerrado este año y se podrán generar gran parte de los ahorros previstos en el año 2.000, estimados en unos 5.000 millones de pesetas.



La integración permitirá una reducción de los costes de funcionamiento, derivados del hecho de compartir las mejores prácticas en procesos clave, como la contratación y gestión del "know-how" técnico; la reducción de costes operativos, al contar con una estructura más eficiente, y la consecución de economías de escala. "Estos ahorros de costes, directos e indirectos, -comenta Joaquín Ayuso- representan el 1,25% de la facturación global del negocio de construcción".

Los costes de reestructuración, no recurrentes, derivados de la integración se estiman en unos 5.000 millones de pesetas. Agromán, además, tenía acumuladas, a 31 de diciembre de 1998, bases imponibles negativas superiores a 18.000 millones de pesetas, por lo que el ahorro fiscal a favor de Ferrovial Agromán que podría anticiparse como resultado de la integración empresarial podría ascender a 6.700 millones de pesetas.




Más dimensión, mayor rentabilidad



En Ferrovial Agromán, la producción en obra civil representa más del 55% del total y el sector público es su principal cliente: en 1998, la cuota en las adjudicaciones de obra civil del gobierno central fue del 15,9%, la más alta del sector. La evolución de los ingresos en los últimos años -del 94 al 98- representó un ratio de crecimiento del 30%, el crecimiento del resultado operativo en el período 96/98 fue del 40% y el de la cartera de obra del 33% de tasa acumulada.



El potencial del resto de las divisiones de Grupo Ferrovial -las concesiones de infraestructuras, a través de Cintra; la promoción inmobiliaria, a través de Ferrovial Inmobiliaria; los servicios, a través de Ferroser, y el área de telecomunicaciones-, aportan una importante cartera adicional asegurada, en el mercado nacional y el exterior. Además, se espera una mejora en la actividad internacional, basada en la experiencia de tres décadas, el volumen y la calidad alcanzados en la cartera de obra en el exterior -que a junio de 1999 supera los 175.000 millones de pesetas-, como consecuencia de una orientación selectiva hacia países y mercados estratégicos.

NEWSLETTER Y ALERTAS

Configura las newsletters y alertas a las que quieres suscribirte.

Revisa tu dirección de correo electrónico.

Newsletters y alertas

¡Gracias por suscribirte!

Te acabamos de enviar un email para que confirmes tu suscripción.

DESCÁRGATE NUESTRA APP

La aplicación de Ferrovial proporciona acceso inmediato a toda la actualidad de la compañía: contenidos informativos, ofertas de trabajo y la información básica para el inversor.