Investigación de la Universidad Carlos III de Madrid

Noticias

(Rafael Barquín. ELMUNDO)- El fuego es imprevisible. Hay incendios que no se mueven y se extinguen antes de que lleguen los bomberos. En cambio, hay otros que avanzan tan deprisa que no hay modo de frenarlos. La velocidad depende de muchos factores. Por supuesto, el viento; pero también la orografía, el tipo de vegetación..., etc. Esos factores también determinan otros dos elementos importantes: la temperatura y la altura de las llamas.



El problema es que muchas veces el propio humo no permite apreciar esas características. Para descubrirlas un equipo de investigadores de la Universidad Carlos III de Madrid ha desarrollado un "espectroradiómetro". El dispositivo analiza ciertas longitudes de onda de la radiación infrarroja que pueden atravesar el humo de los incendios, y así detectar la posición real del frente de llama.



Según José Manual Aranda, uno de los componentes del equipo, el infrarrojo "resulta ideal para analizar los procesos de combustión, porque la mayoría de energía que despide un incendio se emite en este espectro".



La aplicación más evidente del espectroradiómetro es la lucha contra los incendios forestales. Fernando López, que dirige el primer Máster de Ingeniería de Seguridad Frente al Fuego, "nosotros no trabajamos directamente en la extinción de incendios, pero nuestras investigaciones pueden ser aplicadas y desarrolladas por quienes se dedican a ello".

NEWSLETTER Y ALERTAS

Configura las newsletters y alertas a las que quieres suscribirte.

Revisa tu dirección de correo electrónico.

Newsletters y alertas

¡Gracias por suscribirte!

Te acabamos de enviar un email para que confirmes tu suscripción.

DESCÁRGATE NUESTRA APP

La aplicación de Ferrovial proporciona acceso inmediato a toda la actualidad de la compañía: contenidos informativos, ofertas de trabajo y la información básica para el inversor.