La AIE realiza en Berlín un llamamiento a los industrializados a frenar consumo y emisiones mediante un uso más eficiente de la energía

Noticias

(Abc).- «Se trata de primar las oportunidades sobre las cargas» en el modo de encarar el cambio climático, animaron ayer los ministros alemanes de Economía y Medio Ambiente a los representantes de los 20 mayores consumidores de energía del mundo. La reunión ministerial del Grupo de Gleaneagles coincidía con un pesimista informe energético de la ONU y las recomendaciones del Liderazgo Global para la Acción Climática, también a los países emergentes.

Las fábricas parecen estar reaccionando más y mejor a los compromisos energéticos que vehículos y hogares, donde el consumo de electricidad se ha disparado. Los aparatos domésticos, incluido el aire acondicionado, empiezan a contaminar tanto como las calefacciones, según el informe de la Agencia Internacional de la Energía (ONU), que llama a los hogares en las sociedades avanzadas a ahorrar con más eficiencia. «Tenemos que ver la forma de incrementar la separación entre crecimiento económico y consumo de energía y emisiones», urgió a los presentes el presidente de la AIE.

Un grupo de líderes formado por ex jefes de Estado y gobierno y líderes de empresa y sociedad civil divulgaron en paralelo ayer en Berlín un esquema para hacer frente al cambio climático. Liderazgo Global para la Acción Climática (LGAC) es una iniciativa del Club de Madrid y la Fundación Naciones Unidas y destaca 11 recomendaciones para futuras negociaciones, con el objetivo de reducir, para 2050, las emisiones globales de dióxido de carbono al 60% de los niveles que había en 1990, de modo que el calentamiento del planeta no sobrepase entonces los 2 o 2,5 grados. Esto pasa porque Estados Unidos reduzca en un 30% sus emisiones con respecto a 1990 antes de 2020.

Esta iniciativa recomienda un «acuerdo exhaustivo» que incluya a todos los países, todos los sectores y todas las fuentes y modelos de emisiones. Afirma que serían «los países desarrollados los que deben dirigir de manera decisiva los esfuerzos por la reducción», aunque admiten «que no todos los emergentes son iguales» y «algunos están industrializándose rápidamente».

Economías emergentes


China e India, países en desarrollo que se cuentan entre los más contaminantes, se niegan a asumir responsabilidades, aduciendo que la política climática frenará su crecimiento. «En estos momentos no hay disposición alguna, por parte de los emergentes, a participar en las negociaciones para establecer un marco que suceda a Kioto», dijo Sigmar Gabriel. Su posición oficial es que es una responsabilidad histórica de los industrializados.

¿Cómo desarrollar las tecnologías capaces de conciliar crecimiento económico y protección climática, y cómo transferirlas a los países en desarrollo? ¿Cómo estimular las inversiones públicas y privadas indispensables para la protección del clima? ¿Qué marco político es necesario? Estas son las cuestiones que se plantea el tercer encuentro ministerial del grupo «Diálogo Gleneagles» que coordina las iniciativas frente al cambio climático.

«Esta tercera sesión de Gleneagles es un paso más hacia Bali, donde queremos que se inicie la negociación que lleve en 2009 a un acuerdo» que suceda al protocolo de Kioto, dijo a ABC el secretario general para la Prevención de la Contaminación y del Cambio Climático, del Ministerio español de Medio Ambiente, Arturo Gonzalo Aizpiri, quien valoró un formato multilateral «que incluye a los principales actores en el ámbito de la energía y los flujos financieros» que podría facilitar «un desacople entre economía y contaminación».

Aizpiri cita el frente tecnológico así como el financiero en esta lucha global, sin obviar la conciencia ciudadana en el consumo doméstico. Dijo que España apoya la «habilitación de instrumentos de apoyo financiero a la lucha contra el cambio climático» y citó «el marco global de inversiones en energías renovables» del Banco Mundial, que debe demostrar «que habrá recursos para la financiación».

La AIE ha realizado en Berlín un llamamiento a los industrializados a frenar consumo y emisiones mediante un uso más eficiente de la energía. Su presidente, Nobuo Tanaka, presentó un estudio que revela que los aparatos electrónicos podrían convertirse en un factor de mayor emisión de dióxido de carbono que las calefacciones.

NEWSLETTER Y ALERTAS

Configura las newsletters y alertas a las que quieres suscribirte.

Revisa tu dirección de correo electrónico.

Newsletters y alertas

¡Gracias por suscribirte!

Te acabamos de enviar un email para que confirmes tu suscripción.

DESCÁRGATE NUESTRA APP

La aplicación de Ferrovial proporciona acceso inmediato a toda la actualidad de la compañía: contenidos informativos, ofertas de trabajo y la información básica para el inversor.