La ONU renuncia a pactar nuevos límites de gases invernadero

Noticias

(La Vanguardia).- Tanto Ban Ki Mun como el secretario ejecutivo de la Convención sobre Cambio Climático, Yvo de Boer, renunciaron ayer a que el acuerdo final de la conferencia de Bali incorpore la propuesta para que las naciones desarrolladas reduzcan sus gases de efecto invernadero.

El secretario general de la ONU, Ban Ki Mun, tutela la negociación. Nunca un secretario general de la ONU ha seguido tan de cerca los avatares de uno de sus convenios medioambientales. Sin embargo, tanto Ban Ki Mun como el secretario ejecutivo de la Convención sobre Cambio Climático, Yvo de Boer, renunciaron ayer a que el acuerdo final de la conferencia de Bali incorpore la propuesta para que las naciones desarrolladas reduzcan sus gases de efecto invernadero en un rango de entre el 25% y el 40% para el 2020 con relación a 1990 (como pide la UE). Para ellos, eso no sería un fracaso.

De Boer reiteró por enésima vez que el objetivo de la conferencia es aprobar un mandato (marcar una hoja de ruta entre todos) con el fin de que las negociaciones para el nuevo protocolo contra el cambio climático concluyan en el 2009. ¿Y cuándo habría que poner esos nuevos límites?, se le preguntó a Ban Ki Mun. "Lo antes posible", dijo en tono diplomático. Los nuevos compromisos cuantificados de reducción de gases deberían entrar en vigor a partir del 2012, cuando expira el protocolo de Kioto, pero Canadá y Japón no se muestran precisamente muy entusiastas.

Todos los observadores creen que hasta que se elija una nueva administración en la Casa Blanca difícilmente se podrá avanzar con la celeridad que reclaman los científicos del Panel Intergubernamental de Cambio Climático de la ONU. Paula Dobriansky, cabeza de la delegación de EE. UU., reiteró la posición de su país: "Debemos avanzar en las negociaciones para lograr acuerdos para la etapa a partir del 2012 que den soluciones al cambio climático e incrementen nuestra seguridad energética". Dobriansky insistió en que un acuerdo que sólo implique a las naciones más desarrolladas "no será ambientalmente efectivo": "Somos partidarios - continuó- de hacer esfuerzos que se acomoden a las circunstancias nacionales. Esta flexibilidad es esencial para atraer la participación de todo el mundo". La ministra de Medio Ambiente española, Cristina Narbona, insistió en que la UE mantiene su pulso para mantener esa propuesta. La UE incluso está dispuesta a lograr recortes del 30% en el 2020, si otros países industrializados la acompañan: si no, se quedarán en el 20%.

España hizo ayer autocrítica ante la comunidad internacional por su claro incumplimiento de Kioto contra el cambio climático. "Nuestro compromiso es recuperar, cuanto antes, el tiempo perdido para cumplir con nuestro objetivo de Kioto, y seguir avanzando hasta la necesaria sustitución de los combustibles fósiles, dentro y fuera de nuestro país", dijo Narbona en el plenario de la conferencia sobre cambio climático. España es el país desarrollado que más se aleja de sus objetivos asignados en Kioto; ha incrementado sus emisiones de gases un 48% hasta el 2006, cuando sólo puede aumentarlas un 15% hasta el 2008-2012 respecto a 1990.

NEWSLETTER Y ALERTAS

Configura las newsletters y alertas a las que quieres suscribirte.

Revisa tu dirección de correo electrónico.

Newsletters y alertas

¡Gracias por suscribirte!

Te acabamos de enviar un email para que confirmes tu suscripción.

DESCÁRGATE NUESTRA APP

La aplicación de Ferrovial proporciona acceso inmediato a toda la actualidad de la compañía: contenidos informativos, ofertas de trabajo y la información básica para el inversor.