La Presidencia española de la UE impulsa una Estrategia Europea sobre el vehículo eléctrico.

Noticias

La Presidencia española de la UE ha planteado a los ministros de Industria de los países miembros, la conveniencia de que el vehículo eléctrico sea una materia de interés europeo y se apruebe, desde el punto de vista comunitario, una Estrategia Común para impulsar este tipo de vehículos.

Deben tomarse medidas que contribuyan a garantizar la competitividad de nuestra industria en unos mercados más globales, aunando esfuerzos en la modernización del tejido industrial dentro de los parámetros de sostenibilidad económica y medioambiental. Para que el vehículo eléctrico sea un éxito, es imprescindible un diálogo entre gobiernos e instituciones y entre los diferentes sectores implicados.

El vehículo eléctrico es mucho más que un coche. Su implantación conlleva todo lo que queremos para la industria: desarrollo de nuevas tecnologías, actividad innovadora, generación de alto valor añadido, creación de empleo de calidad, posibilidades de potenciar las exportaciones, mejora de la eficiencia y del ahorro de energía, control de las emisiones de CO2 y reducción de la dependencia de los combustibles fósiles y sus derivados.

Por todo ello, la Presidencia española ha propuesto a la Comisión Europea la adopción de una estrategia común para el vehículo eléctrico. Tomando una posición de liderazgo, que dada su dimensión, requiere una labor importante de trabajo y coordinación entre las partes que se pueden resumir en las siguientes áreas de interés:

- Dimensión europea: Los vehículos tienen que producirse, venderse y poder conducirse en todo el territorio europeo y también en el resto del mundo.

-Manufactura de los vehículos: Europa debe posicionarse en la fabricación de componentes esenciales de este tipo de vehículos, incluyendo las baterías, lo que representará también una oportunidad para los trabajadores del sector de la automoción.

- Cuestiones energéticas: conviene también analizar esta cuestión a medio y largo plazo. El vehículo eléctrico puede ayudar a integrar la creciente producción de energías renovables en los sistemas eléctricos europeos. En cuanto a la infraestructura de recarga, una oferta suficiente contribuirá a aumentar el atractivo para el consumidor.

- Mercado y aceptación por el consumidor: reducción de costes y de fomento de su utilización.

- Normalización, y seguridad jurídica: Las autoridades políticas europeas deben contribuir a proporcionar confianza en el mercado y seguridad en las nuevas tecnologías. El marco legal debe ser estable, cumplir con los requisitos de seguridad y normalización que garantice la homogeneidad de los productos para facilitar su uso y comercialización.

- Contribución medioambiental: La contribución a la sostenibilidad medioambiental es probablemente el aspecto más importante desde el punto de vista de los gobiernos. Las previsiones de movilidad en el horizonte 2030 y 2050 son difícilmente alcanzables sin un parque de vehículos limpios y eficientes.

Fuente: ECOMOVE.es

NEWSLETTER Y ALERTAS

Configura las newsletters y alertas a las que quieres suscribirte.

Revisa tu dirección de correo electrónico.

Newsletters y alertas

¡Gracias por suscribirte!

Te acabamos de enviar un email para que confirmes tu suscripción.

DESCÁRGATE NUESTRA APP

La aplicación de Ferrovial proporciona acceso inmediato a toda la actualidad de la compañía: contenidos informativos, ofertas de trabajo y la información básica para el inversor.