Las empresas deberán valorar la responsabilidad social para elegir a sus proveedores, según la nueva guía de AENOR

Noticias

(Servimedia).- La responsabilidad social de las empresas (RSC) debe ser transversal, voluntaria, flexible, eficiente, transparente, integral, de mejora continua, y tener un enfoque dirigido a todos los grupos de interés. Estos son los principios generales de la gestión de la RSC de acuerdo al proyecto de guía que está elaborando AENOR.

En enero de 2005 el comité de ética de AENOR decidió renunciar a la elaboración de una norma sobre responsabilidad social para centrarse en la puesta en marcha de una guía, un formato de menor rango que las normas. Desde entonces este comité viene trabajando en este proyecto que ahora se encuentra en proceso de información pública.

Las actuaciones que se emprendan en el ámbito de la gestión de la RSC se deben de asentar sobre los principios anteriormente mencionados, a los que se debe de añadir el respeto a los Derechos y Principios Universales.

Para la implantación de esta guía, las empresas deberían incorporar un sistema de gestión de la responsabilidad social que tenga en cuenta una serie de recomendaciones así como poner los medios para mejorar continuamente su eficacia.

La guía especifica que las medidas aisladas carentes de seguimiento producen un valor limitado a la empresa, por lo que la actuación en ese campo debe ser llevada a cabo desde un punto de vista integral y estructurada.

Las empresas que sean socialmente responsables deberán tener en cuenta aspectos como la no discriminación con la posibilidad de tener mecanismos que contribuyan a hacer efectiva la igualdad de oportunidades para los colectivos en riesgo de exclusión; deben tener entornos accesibles a todos los trabajadores; o atender las necesidades de conciliación de la vida familiar y laboral, siempre que no influyan negativamente en la competitividad de la empresa.

A este respecto se entiende que las medidas serán eficaces si existe una cultura de empresa y un estilo de dirección y liderazgo que tenga en cuenta las necesidades de conciliación y la necesidad de eliminar cualquier tipo de discriminación injustificada en el lugar de trabajo.

En cuanto a la cadena de proveedores se establece que debe fomentar los principios de RSC entre los mismos, y debería de tener en cuenta a la hora de seleccionar y contratar proveedores las prácticas de responsabilidad social implantadas por éstos.

Respecto a su relación con las administraciones públicas las empresas deberán de cumplir con sus obligaciones fiscales y ante la Seguridad Social "en todos los territorios en donde lleve a cabo sus actividades", evitando las prácticas fiscales injustificables.

Las empresas que sean socialmente responsables deberán tener una gestión eficaz y eficiente, que asuma la transparencia informativa. Además debe establecer mecanismos que garanticen el derecho de voto de accionistas minoritarios tales como el voto electrónico o el fomento de foros o agrupaciones de pequeños accionistas.

El proyecto de guía se encuentra actualmente en proceso de información pública, después de que el comité la aprobara el pasado mes de julio. Una vez que finalice este periodo debe de reunirse nuevamente el comité para decidir si se incorporan los comentarios que se hayan realizado y aprobar definitivamente dicho documento.

El comité de ética de AENOR que ha elaborado la guía está formado por 69 personas, entre los que están representantes de la Administración pública, organizaciones empresariales, sindicatos, empresas, organizaciones no gubernamentales y profesores universitarios.

NEWSLETTER Y ALERTAS

Configura las newsletters y alertas a las que quieres suscribirte.

Revisa tu dirección de correo electrónico.

Newsletters y alertas

¡Gracias por suscribirte!

Te acabamos de enviar un email para que confirmes tu suscripción.

DESCÁRGATE NUESTRA APP

La aplicación de Ferrovial proporciona acceso inmediato a toda la actualidad de la compañía: contenidos informativos, ofertas de trabajo y la información básica para el inversor.